Perder la paciencia

“Votar también cansa.”


Enlace al artículo completo de Manuel Alcántara en Diario Sur