El poeta madrileño Adolfo Cueto recibió ayer en acto institucional el XXIV Premio de Poesía Manuel Alcántara

 De izq. a dcha. D. Antonio Pedraza, Presidente de la Fundación Manuel Alcántara, Dña. Gemma del Corral, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, D. Manuel Alcántara, presidente honorífico de Fundación Manuel Alcántara, D. Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga, Dña. Mª Dolores Cano, Directora Fundación Unicaja y D. Adolfo Cueto, ganador del premio.

El madrileño es el ganador de esta edición con el poema “Nuevos destinos paradisiacos” que se ha distinguido entre las más de 1.400 propuestas

El poeta madrileño de origen asturiano Adolfo Cueto recibió ayer noche, a las 21.00 horas, el XXIV Premio de Poesía Manuel Alcántara, dotado con 6.000 euros para una sola obra, en un acto institucional presidido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en el auditorio del centro que acoge la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo. En la entrega del galardón también estuvieron presentes, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Gemma del Corral, el escritor Manuel Alcántara, la Directora General de la Fundación Unicaja, Mª Dolores Cano y el presidente de la Fundación Manuel Alcántara, Antonio Pedraza.

El poema ‘Nuevos destinos paradisiacos’ de Adolfo Cueto fue elegido ganador el pasado 24 de Mayo por el jurado del premio, que en esta edición estuvo compuesto por D. Álvaro García (presidente del jurado),  Dña. Gemma del Corral, D. Jesús Aguado (ganador del pasado año), D. Antonio Gómez Yebra, y D. Guillermo Busutil. El escritor declaró que el poema “es una revisitación de un tema clásico, inspirado en el amor y la constante alusión que hay a la muerte en los tiempos modernos, una muerte itinerante”.

Este galardón organizado por el Ayuntamiento de Málaga, con la colaboración la Fundación Manuel Alcántara y el patrocinio de Unicaja, en su XXIV edición ha recibido más de 1.400 propuestas a concurso, superando la media de los últimos años. El premio goza de un gran prestigio, tanto por su cuantía para un solo poema, como por el reconocimiento de los poetas ganadores de las ediciones anteriores, entre los que se pueden destacar a Cayetano Luca de Tena y Lazo, Antonio Hernández, Rosa Romojaro Montero y Luis Alberto de Cuenca.

La participación desde el extranjero ha sido similar a años previos y ha aumentado la nacional, sobre todo los entregados en mano, que han sido 229 poemas este año. Entre los extranjeros los países de Argentina y Estados Unidos son los más participativos con 42 y 40 poemas respectivamente, seguido de Uruguay. Como curiosidad hay que indicar que han llegado poemas procedentes de Israel, Finlandia y Jamaica.

Además de la dotación económica, el galardonado recibe una escultura original del escultor malagueño Jaime F. Pimentel, diseñada para este premio y fundida expresamente para cada convocatoria de manera única y exclusiva.  Este año el artista se ha alejado de la figura de Erato, la musa de la poesía, en la que se había fijado en otras ocasiones. La pieza de bronce de esta edición está inspirada en la composición musical ‘Bachiana número 5’ de Héctor Villalobos y representa una mujer sola erguida al viento.

organizado por el Ayuntamiento de Málaga desde el año 2005 y desde el año 2009 en colaboración con la Fundación Alcántara. Se convoca cada año alrededor del 10 de enero, fecha del cumpleaños del escritor y se entrega sobre el 21 de junio fecha del equinoccio de verano por expreso deseo de Manuel Alcántara.

Adolfo Cueto

El ganador declaró ayer estar “lleno de agradecimiento y muy honrado por recibir este premio, me ha conmovido conocer a Manuel Alcántara, gran parte de la mejor literatura que se hace en España se hace en los periódicos y Manuel Alcántara es un claro ejemplo de eso. No hay literatura si no hay poesía, y en su caso esta diluida en sus artículos”. Agradeció a “quienes hacen posible que Málaga sea una ciudad cultural que bulle y se mueve, ahora que vivimos tiempos de desgracia para las humanidades, que se van cayendo de los planes de estudios, una gran desgracia para las generaciones del futuro”.

Adolfo Cueto es un autor de raíces asturianas, aunque nacido en Madrid (1969), donde cursó estudios de Filología Hispánica y de Derecho. Se dio a conocer poéticamente con la aparición de “Diario mundo” (Calima, 2000), libro destacado por “El Cultural” como uno de los mejores de autor novel de ese año. Tras un largo periodo de silencio editorial, tan sólo interrumpido por la aparición del cuaderno bilingüe “7 poemas” (Instituto Cervantes, 2007), ha ido dando luz al fruto de trabajo de casi una década de escritura a través de los siguientes títulos: “Palabras subterráneas [2110-2004]”, (Sevilla, Renacimiento, 2010), “Dragados y Construcciones [2005-2009]”, (Madrid, Visor, 2011) y “Diverso.es [2009-2011] (Madrid, Visor, 2014). Ha recibido diversos galardones literarios, entre los que destacan el Premio Emilio Alarcos o el Ciudad de Burgos y ha sido traducido parcialmente al inglés, portugués y árabe. Vinculado al mundo de la edición ejerce también la crítica literaria. “Anatomía de un prófugo [2011-2014]”, de próxima aparición, será la última entrega de esa obra en marcha.

 

NUEVOS DESTINOS PARADISÍACOS

Sacamos billete abierto, sin concretar

vuelta aún. Pero la muerte, ¿qué hace?, curiosea

todos los días, baila, irrumpe, danza y

ríe, abre sombrillas en playas de moda, sube a picos

y puertos, se pasea en bermudas

trágicamente, prende

televisores, golpea, olvida, viaja en

primera clase, toma vuelos low cost. Ríe, como si

nada. Como si cualquier fosa,

sacude y resacude, revuelve

tanta vida -y llora: también llora, llora

mucho-. No

descansa ni muerta, la muerte, políglota,

viajera, turista impertinente, estricta

profesional, rondando siempre terca, tenaz: nunca,

ni un día, ni un minuto, ni a sol

y sombra, cesa

su pitido.

 

Salvo para nosotros, que somos

los que aman. Para nosotros, que amamos duramente

la vida, el mundo entero, su piel

cuando es verano, para nosotros poco

significa la muerte. La parca no nos coge,

forajidos. De un golpe, una patada, de un

manotazo, el temor a la muerte se ha apartado

de aquí. De este abrazo aún más alto

que nosotros, de este nudo gordiano de la carne

rugiente, de este beso sin sombra, de esta fe

desatada; de esta vida sin precio, ¿qué

pretende la loca? De este solo latido, de esta chispa y

zarpazo, ¿qué se lleva

que valga? La muerte que acojona, la muerte que se dice

mejor que estos dos cuerpos

que se aman fijamente, ardiendo

fugitivos, cayendo

sin adiós… Palabras que penetran, grafitis

portuarios, presagios

contra un muro -el temor a la muerte y su gran coletazo

de cetáceo extinguido.

D. Alvaro García, presidente del jurado 2016, D. Francisco Cañadas, Fundación Unicaja, D. Francisco de la Torre, Alcalde Málaga, Dña. Gemma del Corral, concejal cultura, D. Antonio Pedraza Alba, presidente Fundación Manuel Alcántara

 

 

 

AUTORES PREMIADOS EN LAS ANTERIORES EDICIONES
María Sanz (1993)
Cayetano Luca de Tena y Lazo (1994)
Antonio Hernández (1995)
Félix Grande Lara (1996)
José A. Ramírez Lozano (1997)
Antonio Cabrera Serrano (1998)
Rosa Romojaro Montero (1999)
Juan Carlos Jurado Zambrana (2000)
Vicente Gallego (2001)
Joaquín Ríos (2002)
Arturo Tendero (2003)
Antonio Martínez Carrión (2004)
Tomás Hernández Molina (2005)
Emilio Quintanilla Buey (2006)
Pedro González Moreno (2007)
Santos Domínguez (2008)
Luis Alberto de Cuenca (2009)
Joaquín Márquez (2010)
Juan Carlos Abril (2011)
Juan Vicente Piqueras (2012)
Gabriel Insausti (2013)
Mª José Carrasco García (2014)
Jesús Aguado (2015)
Adolfo Cueto (2016)